jueves, 8 de abril de 2010

Le digo? o no?


Que se hace en una situacion como esta? como le dices a u jefe que tiene abajo el ziper del pantalon? mejor no, me da pena y lo voy a apenar creo yo ? tu que harias ??

Me da risa pero creo que es de nervios de no querer verlo de frente y me hago la tonta que estoy haciendo otras cosas tampoco quiero apenarlo, quizas los pantalones deverian tener doble ziper uno que se viera y uno oculto o tal vez algo como esto ?¡¡ wtf. espantozo ¡¡ a quien se le ocurrio tal cosa?¡¡
A pues a un diseñador español en un deroche de creatividad ???, se le ocurrio el modelito.

5 comentarios:

Àngello dijo...

pues no se, yo siempre le digo a todas las personas conocidas cuando traen el cierre del pantalon o de la falda abiertos, digo, no es que uno se ande fijando en sus "cositas", simplemente que cuando caminan hacia mi pues los veo, aparte que es muy notorio y asi les evito penas posteriores.

saludos amiguita, buen jueves.

Micky dijo...

Yo le pediria un companiero que le dijera.

EL CUTY dijo...

Esto que te voy a contar parece un chiste majadero pero es una realidad, es una anécdota verdadera de sir Winston Churchill. Estaba él en la Cámara de los Comunes pronunciando uno de sus más vehementes discursos cuando uno de los edecanes se acerca a él y le entrega una tarjeta. Muy molesto por la interrupción, sir Winston se coloca sus gafas de media luna y procede a leer. La tarjeta decía: "Trae usted la bragueta abierta". El anciano sir Winston sin turbarse, se quita los anteojos, los dobla con mucha parsimonia, los vuelve a su bolsillo, y dice con toda calma a su auditorio: "Acabo de recibir un mensaje, enviado no sé si por un amigo que quiere advertirme o por un enemigo que quiere avergonzarme. Sea amigo o enemigo, para su tranquilidad, le recuerdo este antiguo refrán: "Pájaro dormido no sale de su nido". Y muy quitado de la pena siguió Churchill diciendo su discurso.

Saludos Mil.

NN dijo...

jajajaj, me encanto la anecdota.

Total no le dije obviamente, escuche que le un compañero le hizo el comentario.

Ángel dijo...

Indudablemente con mucha pena, pero si le diria, o por lo menos a un compañero que le diga, para evitar la pena ajena.

ja, ja... muy buena anecdota contada por Cuty. :D

Saludos comadre, feliz lluvioso lunes.