lunes, 26 de abril de 2010

El cuerpo habla

Y vaya que si, como es sabido, vivo en batalla constante con mi soprepeso, en el estira y afloja de que hoy si me cuido , mañana no y pasado mañana tampoco, pues mi curpo empieza a reclamar que que paso, ya saben que es muy sabio y cuando algo no anda bien pues reclama, tengo varios dias que me estan doliendo las rodillas :(, no es un dolor constante sino , que me molestan al subir y bajar escaleras o levantarme cuando estoy sentada yo se que solo es un aviso antes de que empiecen a hincharse y a doler verdaderamente, asi que empiezo de nuevo a cuidar lo que como, principalmente sal, tortillas, refresco, los postres tan ricooos mmm,
Hasta tengo miedo de ir a la bascula para ver hacer el recuento de los daños de los ultimos meses.

4 comentarios:

pakito dijo...

Mmm tan rico que es comer,pero ante todo la salud,cuidese mucho, mas vale prevenir!

EL CUTY dijo...

Pos a mí un día del año pasado me dijo el doctor que necesitaba ponerme a dieta y le dije que estaba bueno.
Pasaron como dos meses y cuando me vio de nuevo me preguntó ¿que pasó, no te pusiste a dieta? Claro que si le conteste, y bien rigurosamente que hasta dos dietas llevo al mismo tiempo, me responde: ¿como que dos dietas al mismo tiempo?... le digo, si es que con una me queda chingos de hambre.... por eso llevo dos a la vez, pa’ no andar con hambre.

Àngello dijo...

mmm, eso de que el cuerpo nos habla, no lo lo habia tomado en cuenta comadre, pero ya, pensandolo bien es cierto, asi como que de repente lo voy a tomar en cuanta, desde hace mucho no le hacia caso y hasta hace dos o tres dias empeze a escucharlo(a mi cuerpo), en fin, solo emite un constante y sonoro tono de "do", y esoi es mas bien cuando me pedorreo asi mire,: dooooooooooooooooooooooooooooooooooooo, y muy grave, digo, grave por el sonido, y vea usted que la apestadera esta de la chingada. jajajaja.

unj saludo amiga, y valla cuando el cuerpo habla, habla.

Ángel dijo...

Ay comadre, porque sera que lo que mas nos gusta, es lo que mas nos daña, alucino ahora con la nieve, pero definitivamente la leche y yo ya nos peleamos definitivamente, no hay manera de reconciliarnos.

Un abrazo y cuidate, que faltan muchas cosas que vivir y muchas letras por leer.