lunes, 13 de julio de 2009

Inseguridad cosa de todos los dias.

Que le paso a nuestra ciudad?
como es que llegamos adonde estamos?
como es que no estas segura en ningun lado?
soy paranica? no lo creo.
Me viene esto a la mente, la colonia donde yo vivo, es "tranquila" es como cualquier otra, todos sabemos que tal casa, y en tal cuadra, hay gente de dudosos trabajos todos lo sabemos, vivas donde vivas, solo te la llevabas tranquila ni te metes con ellos ni nada, pero que pasa cuando te "salpica" sus forma de vida, no digamos afectar, porque no es asi, simplemente te salpica, ya que vez, como pasean autos muuy caro con actitud sospechosa, o como dan mil de rodeos sabra Dios para que, circulan en contra, te rebasan en calles de 30 km, para solo dos carriles, lo peor es escuchar el ruido de balazos y ya no piensas, son cuetes, si no que estas segura que son balazos, ademas el convoy de federales paseandose por tu cuadra, yo recuerdo, que en años anteriores te podrias pasar platicando en las noches hasta la 1:00 sin temer, me acuerdo de estar sentada en la banqueta con mi amiga platicando de mil cosas, y las señoras sentadas en sus mecedoras, con los chiquillos correteando a su alrededor, hasta que supongo que se pasaba el calor para ir a dormir, ver la tiendita de la cuadra abierta para comprar refrescos, papas o tostadas, y definitivamente esto ya no es posible, tienen temor de ser asaltados, por un drogo de la colonia.
Cambiara esto algun dia?
Tendremos que hacer el cambio nosotros? y que no me digan que votando por favoor.
ahi esta el cambio con ejecuciones en plena macroplaza.
que triste no?

2 comentarios:

Àngello dijo...

desafortunadamente, amiguita, la violencia es un virus que va infectado todas las celulas de nuestra sociedad, ya no es tan facil salir un domingo con la familia a dar una vuelta sin el temor de estar en lugar equivocado a la hora equivocada.

un saludo desde abajo de mi cama(no he salido desde ayer en la noche)

EL CUTY dijo...

Monterrey es una ciudad que llevaré por siempre en mi corazón. Una ciudad que me dio mucho, que me formó en muchos aspectos y de su gente aprendí muchas cosas para emular y muchas otras para no imitar.
Desde que salí de México sigo en lo que me es posible las noticias de la Sultana de Norte, finalmente tengo muchos amigos ahí. Con tristeza he visto que en los últimos años los Regios han ido perdiendo poco a poco algo de lo que se habían sentido orgullosos en comparación con el resto del país, la seguridad de su ciudad.
Solo espero que no se acostumbren, que se sigan indignando de lo que pasa, porque sino Monterrey, será otro Distrito Federal, donde la nota roja es algo normal, algo que pasa en las grandes ciudades y de lo cual poco a poco la gente asume que es parte de la vida diaria. ¡No se dejen!

Saludos.